Un queso de Cabrales que NO es Cabrales.

En ésta fantástica tierra de tan afamado queso y a escasos metros de  La Cueva´l Bosque,podemos visitar, ver, degustar y, como no, comprar éste exquisito queso que, y como bien dice el titulo de éste pequeño artículo, aunque hecho en Cabrales (Inguanzo) NO es queso de Cabrales.
Es la Unica quesería que está activa actualmente en el pueblo. Abrió sus puertas allá por el año 1.994 de la mano de Maribel y Rafael(aunque Maribel ya hacia queso anteriormente. Primero en casa de sus padres y después en la suya propia antes de que los organismos sanitarios competentes en la materia “obligaran” a hacerlo en instalaciones construidas ex-profeso para la manufactura del mismo).
Trae Rafa la leche de Vaca,oveja y/o cabra dependiendo de la estación en la que nos encontremos,tienen diferentes ciclos de lactación y por tanto varían los tipos de leche para hacer el queso a lo largo del año. Maribel, en la quesería Santa Cruz ya, lo enfría primeramente conservándolo unas horas en óptimo estado para luego calentarlo, añadir el cuajo, la sal, separar la cuajada del suero, introducirla y prensarla manualmente en los “arnios” o moldes de plástico y, después de algunas horas de trabajo y la maestría adquirida en tantos años de Artesana quesera invertidas en ese proceso, acabar de dar forma a las piezas que pueden ir desde 1Kg. hasta 8Kg.
Después de unas 2 semanas aproximadamente secándose en la propia quesería, los pasan a otro “ahumadero” donde el calor del fuego y el humo de la leña autóctona los va secando lentamente convirtiéndolos en ese queso de pasta blanca-amarillenta con matices verde-azulado del que hoy os hablo. La masa es semi dura y quebradiza, con olor penetrante pero no fuerte, con toques de ahumado que se aprecian al paladar y que se intensifican tanto más cuanto mayor tiempo pasan en éste proceso de secado/ahumado. Mínimo de 60 días y hasta varios meses.La corteza es natural y consistente con un tono siena tostado por el ahumado al que se someten durante meses.
Cuándo compramos un queso y lo llevamos a nuestra casa, llevamos con el la tradición y cultura del lugar y las personas que lo crearon, pero ademas, llevamos también parte del paisaje en el que fue creado.Por eso cuándo vengáis a comprar un queso a la quesería Santa Cruz, os llevaréis todo eso que os digo y, además, un “trocito” de Inguanzo. Qué mas se puede pedir???

 

Publicado el marzo 20th, 2018
Comparte con tus amigos










Enviar
Comparte con tus amigos










Enviar
Comparte con tus amigos










Enviar
Comparte con tus amigos










Enviar
Comparte con tus amigos










Enviar